Publicidad:
La Coctelera

EL ANILLO

(1) En medio de la hipótesis que expone una tierra fraccionada en dos, es verosímil que impelemos lo que ojeamos, con el alma.
(2) El volumen interior del lance, produce una rareza que es en sí misma cavilación.
(3) Pensar no es mero rumiar, sino un intercambio, o más bien, un saltar perseverante entre vocablos. (4) La criatura es apremiada a marcharse del idioma, para apreciar con gran esencia la naturaleza de la lengua, pues entre las palabras, vive eficazmente la sustancia.

(5) En medio de la conjetura se reitera un planeta creado de ingredientes anímicos, o sea, de canjes inacabables que nos auxilian en la inaguantable costumbre de la dos orbes. (6) En medio de la suposición está la verdad del haber, diversión descabellada que finge idénticas distracciones a las del liso globo que en medio posee un aliento. (7) Entre el resuello y el astro vive el principio, entre el comienzo y la esfera está la prueba. (8) Un átomo bota entre la humanidad y la bondad como si omitiera de repente el discernimiento que lo colocó en el intervalo.
(9) La demencia forma su botín. No es bastante con permanecer allí donde el cristal es la misión del género humano. Lo insano engendra despojos. Lo loco procrea presas. Discurre con abismo que si el término es capaz de originar ésto que estos dichos están retando, en consecuencia suéltate al precipicio que la reflexión destapa; imagina un universo donde lo que acontece se idea sin discontinuidad. No te abandones a lo que manifiesta cada ente, acompaña mejor el desplazamiento de lo que ocurriendo exacto es puntual. Madura, no te desampares. Florece.

(10) Descubre el oxígeno que se modifica en la representación y te apasiona sin armisticio a cada vaharada. (11) Experimenta, gasta con celeridad y date cuenta velozmente de que te hallas del costado diferente o no. Abstráete con fuerza, no te demores que para cuando regreses detentaremos un tomo semejante. Adormécete y elévate con enfado, indaga con furia, aminórate hasta la carencia y agota el organismo que te obstaculiza el conocimiento. No supongas que tu individualidad goza de conclusión, vigila, rompe tus agujeros, penetra en tí que en el borde diverso del hacedor, se tiende el cordel del creador. (12) Sin miedo mirarás al sujeto lleno, rebotarás sin pavor, serás la psique que insiste sin terror, sin desenlace, refrenada eternamente en el rechazo.

(13) Se prosigue porque la existencia marcha hacia la supervivencia. La reunión tenaz con la longevidad fusiona completamente el interior. Nos detenemos en la circunscripción enfrascada, persistimos en el corazón del barrunto ya que el presentimiento queda imparcial en medio de lo hallado.
Como un resplandor sobrenatural, el acontecimiento se hace solo. El aislamiento caldea la certidumbre e integro se oculta.

(14) Todo está completo, nada cabe ya. De cualquier manera los pactos abundan e igualmente subsisten. La perseverancia alcanza aunque no descansa. La profusión del infinito se acuesta en el centro sobre el catre del ser. (15) Engendra el afecto y mete lo que te quede. Perpetuamente reside completo, sumiso a la conveniencia del individuo. Nada puede tocarte sin tu permiso mientras reposas en contacto absoluto. (16) Recuerda siempre que perdura cierto sentimiento que acepta con integridad.

RESUMEN(17) El círculo es la forma básica del espíritu. El yo existencial se encierra consigo mismo en la circunferencia y se divide para mostrarse y demostrarse que el otro es necesario y yace ahí en el redondel. (18) Esta técnica desbarata la parte inútil del ser y toma solo los fragmentos ventajosos para atarlos a la identidad fundamentalmente divina: EL ANILLO. (19) Se trata de las bodas de la criatura y el espíritu en el largo viaje que les aguarda hacia la no dualidad. (20) La razón busca su posibilidad en un mundo donde ya no es la reina a la par que se deja atraer vacilante por el misterio del misticismo.
(21) No es tonta esta inteligencia, permanece enamorada y con los ojos bien abiertos. (23) Nunca despertaremos, lo sabemos, podemos conocerlo. La vigilia es entenderlo. (24) Son unas ganas de penetrar la negación de la yunta.

VUELTAS Y VUELTAS

Parece que el afán de ir en línea recta, el anhelo de avanzar, la ambición de ir más allá nos hace olvidar que la forma de hacerlo es dando vueltas y vueltas.
Cuando nos cansamos de dar vueltas y más vueltas entonces hemos llegado justo al punto donde hay que seguirlas dando, pues de lo contrario nos salimos del camino que nos lleva al horizonte.
Hay que respirar, hay que enderezar la espalda, hay que caminar con musicalidad, hay que desenfocar la mirada, hay que controlar la mente. Hay que generar un método que nos permita no salirnos del círculo que nos lleva en línea recta. Lo primero es esto.
Luego va apareciendo lo otro. En mi caso un círculo (1-2).

LA TRANSCONTEXTUALIDAD O LA TRANSLOQUESEA, TRANSTODO, TRANS-X

El centro de lo que uno percibe lo atrae, y también este centro se hace más real conforme él (el centro) y uno se van haciendo uno.
Esto se puede confundir con lo contrario, o sea con un distanciamiento tan insano del centro que el uno parece hacerse uno con él (el centro) cuando en realidad ha roto su relación. Hay pues un estallido que como digo puede confundirse con el centro y la unión con él.
Por el contrario cuando en realidad se da la unión con el centro una luz (seguramente no dual) entra en el centro no solo del uno sino del todos.
El "todos" es contextual y puede incluso, dependiendo de la fuerza, ir más allá de los contextos y unir contextos.
Esto último obviamente no es muy fácil de imaginar actualmente pues incluso nos negamos al contexto mismo, muchos más a una transcontextualidad.

EJERCICIO DE RECAPITULACIÓN No4:"La Nada"

La disciplina, el compromiso, el círculo, el ritual, el ritmo. Volver una y otra vez al punto donde la nada se presenta hasta que la aceptemos y nos atrevamos a empezar su penetración. ¡¡¡PENETRAR LA NADA!!! He ahí el mayor placer. Ser nada, miedo. Dualidad. ¿Eres tú? Son mis ojos, es mi respiración, mis pasos, mi mente, mi espalda. Camino en medio de mi propia percepción arrebatada a la percepción de todos. Ellos me ven y sienten que estoy en otra parte, demasiado aquí y demasiado lejos. Creen que algo enloquece. Si pudieran no se quedarían. Estan justo en la encrucijada. Algunos resistiran y los otros se dejaran ir, unos hacia sí mismos o hacia los demás, otros hacia cualquier lado, hacia todos.

EJERCICIO DE RECAPITUALCIÓN No3: "LA ZARANDA"

El mal es parte del andar. No sé si será por lo primiparos en el ir más allá que sentimos o siento tanto "mal necesario", pero por ejemplo en este momento me es natural solo esta opción. Pero no me mal interpreten, no se trata de ser todo el tiempo así, si no dependiendo de la situación.
El mal entonces es lo de los sonidos (por lo menos para mí), esos sonidos evitados a propósito para empuajarme a dar un viraje. Trato de no apartarme del ser, pero no lo tomo así sin más. Doy empujones, zarandeo.

EJERCICIO DE RECAPITULACIÓN No1: "EL TRUCO"

Yo veo un flujo y para poder "pararlo", un truco. Yo tengo mi truco, no sé si pueda servirle a alguien más diferente a mí, sinembargo me veo en la necesidad de averiguarlo.
El truco consta de unos sonidos, la fuerza de unos sonidos que están en el alfabeto mismo. Concientemente cuando quiero dejar de fluir, dejo de pronunciar estos sonidos y me obligo a expresarme con los que quedan.
Para volver a utilizarlos espero pacientemente hasta que sea inevitable o sencillamente los vuelvo a pronunciar por puro deseo personal. No obstante, si quiero romper el flujo de nuevo, tengo que volverlos a evitar.
¿Cuáles son estos sonidos?
No los diré por ahora. Pueden talvés abstraerse, deducirse, o simplemente decidirse por los propios o descubrirlos. ¿Cómo? Quizás empleando un método de corte de flujos. ¿Como cuál? (Descríbalo). Por ahora no lo haré. ¡SOLO MÍRAME MUCHO'

RATAS MUERTAS

RATAS MUERTAS
-Una pequeña visión de clase-
Por James Delgado
Jueves-14-Septiembre-2006

Una vez adentro sentí el olor y la imagen me golpeó con contundencia. Se las amarraban al cuerpo, las usaban como adorno, hacían parte natural de ellos y ellas. Muchas eran masacradas a través del sexo. No entiendo cómo pero las mujeres lograban mantener una o dos en sus vaginas. El semen seco mezclado con la putrefacción de las ratas y el sudor de sus entrepiernas redoblan el hedor. Para ellos y ellas era tan invisible e inholoro todo como ropa interior nueva. Fue entonces cuando tuve que empezar a hablar y a respirar profundo. Sentía que al hacerlo creaba alrededor mío una atmósfera de limpieza. Luchaba por ella. Las ratas se incomodaban como si pudiera interferir en su proceso de descomposición. El olor (y sé que suena absurdo) se resentía. Sus caras enfadadas por la brisa me recordaban demonios revolcándose bajo tierra. Algo dentro de mí enfurecía. Mi rostro se hacía altivo y mi mente perversa. Visualizaba también la perversión de sus mentes y me daba cuenta que respondían a orígenes diferentes a la mía. Yo tenía rabia, ellos y ellas aburrimiento. Podían volverse crueles si despertaban, no obstante mi fiesta no paraba de crecer. El fétido aroma no decaía. ¿Qué significa esto? Me pregunté. ¡RATAS MUERTAS! Era un hombre vivo en la tierra de los muertos. Ellos y ellas se acompasaban al ritmo de un fastidio leve y perezoso. Yo repugnaba y en eso éramos iguales, pero yo hablaba y respiraba, hablaba solo o acompañado, no importaba, era yo solo con migo mismo y a veces con alguien más. No importaba. Ya no era yo. Era la rabia y la felicidad mezcladas. Pensé en amarles pero no podía. Esas ratas me lo impedían. Quería quizás golpearles, pensé que sería mejor. Pensé que lo mejor sería conquistarles y someterles. Pensé en que todo tenía que volver a repetirse: ¡convertir a estos salvajes! Pensé que entonces yo ya no sería de los buenos, que toda mi identificación con “los sometidos” se había acabado. Cortaría cabezas, arrancaría corazones, rezaría a Dios y al diablo, tendría sexo con hombres y mujeres, tal vez con niños de vez en cuando, no muy pequeños, tal vez sencillamente se tratara de virginidad. Obviamente sería odiado y traicionado. Descendería a los infiernos y me preguntaría: ¿Dónde están los piratas, dónde los asesinos y los criminales, dónde los locos, dónde los artistas? Creo que sería condenado a vivir eternamente en el umbral que separa el aquí del allá y rumiaría constantemente una pregunta: ¿Y qué tal si el universo todo es una sola carcajada?

Las ratas muertas jamás se extinguirán, es bueno, dice el Rey, que también ayuden a mantener la fiesta.

REQUIEM

La relación entre "mentira" e "ideal", en un tiempo inmediato, centra el presente estar del artista. El futuro se viene al presente en forma de mundo interior del arte y el artista ve así su destino. El oficio disciplinado del artista va rompiendo el futuro temporal hasta salirse de él y entrar en el futuro atemporal, la libertad del ahora.
No hay diferencia entre artistas atemporales. La hay entre artistas que aún están rompiendo la distancia que los separa de su muerte. O sea, solo el réquiem es libertad.